Ferrería de Cades. Detalle interior

En un rincón del municipio de Herrerías, en la ribera del río Nansa, se encuentra la Ferrería de Cades, uno de esos ingenios que nos transportan al pasado y que nos hablan de una forma de vida tradicional ligada a la tierra. Se encuentra en un edificio del siglo XVIII que en su momento estaba compuesto por la casa (blasonada), panera y acceso a la ferrería.

En el interior vemos una distribución mediante muros de piedra, que dividían las zonas de trabajo. Las naves principales son la de barquines y la del mazo. Estos muros entre otras cosas servían para separar los tres almacenes de carbón vegetal, por si hubiera un incendio y el de la piedra que se traía en barco desde Bilbao hacia los puertos cercanos desde donde se llevaba en carros.

En el exterior está la alberca que abastece de agua en la actualidad a la ferrería, el río Ansa a través de un canal, pendiente de arreglo, suministraba el agua necesaria para mover las ruedas y que no parara la ferrería. Su período de descanso solía ser en verano para realizar distintas reparaciones.

20080808-ferreria-cades-exterior

El edificio está restaurado desde hace unos años, se quemó a finales del siglo XIX, en la visita guiada hacen mover lo fuelles y el martillo con la fuerza del agua y un mecanismo que han reconstruído y que en breve van a reparar los típicos desgastes que ocasionan los roces de la madera contra madera.

En estas imágenes se observan los fuelles que facilitaban que el horno no se apagase y la rueda que al recibir el agua hacía mover los cajones del fuelle.

20080808-ferreria-cades-aire

20080808-ferreria-cades-agua-fuelle

20080808-ferreria-cades-fuelle

Después de hacer calentado el carbón vegetal con la ayuda del fuelle, se separaban las escorias del hierro, a base de golpes y pasar mucho calor. El martillo es movido por la fuerza del agua que mueve un eje que golpea sobre el brazo del martillo manteniendo una cadencia de golpeo sobre el bloque de hierro.

20080808-ferreria-cades-agua-rueda

20080808-ferreria-cades-golpeo

La demostración de como se separaba el hierro de la roca (colada) no lo realizan como antaño, pero si nos muestran como se realizaba al calentar hierro y golpearlo con el martillo. Sin duda merece la pena la visita, tanto por la espectacularidad del lugar como por conocer algo más de nuestra historia.

La ubicación.


Ver mapa más grande